La inspectora Oteiza.

DSC00058

 

La inspectora Oteiza es la protagonista principal de IN VINO VERITAS de Virginia Gasull. Un libro que aunque no lo creáis no lo compré porque su argumento girara entorno al mundo del vino, sino por la curiosidad que suscitó en mí el apellido de la protagonista “Oteiza”, como el gran escultor Jorge Oteiza. No quiero hacer una crítica literaria, más bien quiero hablar de este libro porque he disfrutado con su lectura. No es únicamente recomendable para los amantes del vino, pero si lo sois, encontraréis varios regalos dentro, como una breve y preciosa definición de Terroir por boca de uno de sus protagonistas.

Desde que Conan Doyle creara al gran Sherlock Holmes cualquier investigador que se precie tiene que tener un pasado atormentado y a Anne Oteiza esto no le falta, tan frágil como indestructible, tan real, da consistencia y credibilidad a esta trama. Os veréis atrapados desde las primeras lineas y no lo podréis dejar. Una novela policiaca, emocionante, tan urbana y actual como histórica. En lo que se refiere al vino, está bien documentada y entre lineas podemos imaginar los gustos de la autora.

Por 18 euros que cuesta la edición de papel  pocos planes me parecen mejores que “In Vino Veritas”. ¿Continuará?.

portda trans                                                                                                                    Iñaki Garrido Ramos.

 

 

Pareja 88.

11024623_1007264422635348_4130961989114290531_n

Pareja 88.

7 copas, anónimas, de cualquier procedencia, precio y estilo, a esto nos enfrentamos en el  concurso de cata por parejas Vila viniteca, 20.000 euros para la pareja ganadora y la satisfacción que pueda implicar ganar la prueba más difícil.

Llegamos a el Gran casino de Madrid, a las 9h para acreditarnos, 120 parejas de todo el mundo, muchos de los mejores profesionales, elaboradores que admiramos, profesores cuyos libros hemos estudiado y un largo etc.

A pesar que mi pareja es un grande, Iván Martínez Hierro(última nariz de oro), sentimos al entrar, la sensación de ser muy pequeños viendo quienes son las otras 119. Nos sentamos, empiezan a llegar las copas, 1º un espumoso, uff¿ cava?¿ champagne? parece fácil, no lo es. Así las siete copas, siete incógnitas para disfrutar descifrando todo lo que nuestro olfato, memoria y conocimientos nos permite. De lo general a lo particular vamos llegando a conclusiones, y las anotamos, algunas con dudas y otras con seguridad, con ingenua seguridad. Acaban los 90 minutos.

Interminable espera, pero llega el jurado y Quim Vila coge el micrófono, cada pareja tiene un Número y el nuestro es el 88, para mi querido amigo, Joseba Iraragorri (Rte. Petit Komite) un número con ángel. Nos descubren los vinos uno a uno y …vamos muy bien, sumamos puntos mentalmente y una sonrisa quiere escaparse. Solo falta uno, que alegría, lo hemos acertado por completo, pero… ¿los demás que habrán hecho?. Ahora los Números …de las parejas clasificadas. 81, 85, 89, nos quieren matar,¿o no?, 88 no nos lo creemos, estamos en la final de un concurso que parece imposible. De las 120 parejas quedamos 10.

La final… Llegamos relajados y decididos a catar sin prejuicios como hacemos siempre, disfrutando. Otro espumoso para comenzar, ¿champagne? ¿cava?, (pues no, Cremant de Loira que creo, nadie acierta.) El 2º vino es blanco y huele a rayos, creemos que esta defectuoso pero nos dicen que es así, gran error nos ofuscamos y perdemos un tiempo de oro, ya que también son 7 vinos pero esta vez en 60 minutos. Vamos avanzando, el último vino es especial, dulce. Tardamos mucho en llegar a él, y cuando lo hacemos no hay tiempo para desarrollar la cata. Era el más fácil un vino Alemán de mi querida Mosela variedad Riesling. Se acabó…Qué placer es catar con un buen amigo, gracias Iván.

Este es solo uno de las 120 posibles relatos de ese día. ¿Ganadores?. Jean Marcos Núñez y Philippe Cesco. !Bravo¡.

portda trans                                                                                                            Iñaki Garrido Ramos.