¿Por qué no se toma vino?.

portda trans

Hay muchas teorías acerca de las razones por las que España siendo un gran productor de vino es un nefasto consumidor del mismo, 15l por persona y año, más o menos.

Tengo una primera explicación muy directa, las empresas cerveceras lo hacen muy bien. La publicidad de cerveza es inmejorable y diversa, hasta están unidas entorno a algo llamado La cerveza y la salud, de estos estudios salen medias verdades como que la cerveza es buena para los deportistas, y algo más, las cerveceras controlan su producto en los locales, temperatura de servicio, llevan los cañeros y con ello aseguran que al menos este fría.

El vino requiere de cuidado en el servicio, la temperatura es muy importante, imaginaos una cerveza caliente(jamas la he probado en un bar), vino caliente o vino helado si. La publicidad de la mayoría de las bodegas y denominaciones de origen es rancia y anticuada, no conecta  con la gente joven.Denominaciones de origen como Rioja dedican, o eso dicen, 8 millones de euros al año en promoción de la zona,  y me pregunto ¿que es lo que hacen?.

Hace unos días fui a visitar una bodega Riojana, una bodega mítica y preciosa que tiene nuevos dueños. Menos de vino nos hablaron de todo, historias, anécdotas sin interés, quizás interesantes para turistas pero no para aficionados ni mucho menos para profesionales del vino. Esto no es lo peor, por 3 vinos y unas cuantas historias fantásticas pagamos 30 euros por persona. Chicos jóvenes no podrían visitar este lugar jamas, así de simple.

También muchos de los encargados de comunicar y divulgar el conocimiento respecto al vino, exhiben sus conocimientos más que trasmitirlos, alardean de cuánto saben para promocionar su ego y muy poco el vino. Creo que todos nos hemos encontrado con este tipo de personas y las hemos sufrido.

Cuando se vendía más vino pocas bodegas apostaron por seguir ofreciendo calidad a buen precio. Sacaron vinos premium con nombre en latín y precios imposibles, lo triste es que las grandes bodegas parecen seguir soñando con aquellos tiempos, los tiempos del todo vale; mientras la cerveza seguía tomando terreno, patrocinando festivales de música y todo tipo de eventos para jóvenes, jarra a jarra quitando terreno al vino. Siempre recuerdo que en el festival de Reading en Inglaterra, en el año 95 me llamo la atención que los escenarios tenían nombre de cerveza, en aquellos años era posiblemente el festival más importante del mundo y los productores de cerveza lo sabían, apostaban a futuro, mientras supongo que los dueños de las grandes bodegas paseaban en barco, o al menos no pensaban en atraer a los jóvenes a un producto que por sí mismo tiene magia.

¿Que pueden hacer las bodegas a día de hoy?. Demasiado tiempo perdido, pero hay soluciones. Creo que si se eliminara parte del lenguaje innecesario que rodea al vino ayudaría, también acercar el vino a la gente promoviendo catas, catas sencillas y dinámicas. Hablando claro, relacionando el vino con la ecología, (el que pueda hacerlo), habrá bodegas que respecto a esto tendrán que callar o mentir. Creo que el vino es una punta de lanza de la agricultura en general ya que ningún producto agrícola consigue semejante valor añadido, por lo que tiene una gran responsabilidad.

Os voy a dar una razón para beber vino con criterio, quizás la explicación más loca, pero la mía;Tal vez sea porque escribo mientras escucho a PJ Harvey (The community of hope) y pierdo el miedo, pero creo que el vino puede cambiar el mundo, lo creo a medida que voy conociendo más elaboradores que hacen de sus parcelas lugares llenos de vida, ejemplo de autogestión y sostenibilidad . El vino es para mi, una Utopía, un caballo de Troya de la ecología y la justicia con la tierra alejada del mero negocio. Detrás de una copa de vino podemos encontrar, historia, un año climático, comercio justo, puestos de trabajo no deslocalizados, diversión, un momento para relajarse, y también, la bebida ideal para acompañar una buena comida.

 

Iñaki G.R.