Los vinos naturales.

portda trans

Una de las últimas tendencias en el mundo del vino son los denominados “naturales”. La principal diferencia con el resto de vinos estaría en la ausencia de anhídrido  sulfuro (So2) añadido como conservante. Por lo demás se trataría de vinos en cuya elaboración no se usan productos correctores enologicos y donde su viticultura tendría que ser respetuosa con el medio. Hasta aquí todo bien.

¿Esto quiere decir que el resto de vinos no son naturales? ¿Que no usar sulfuroso hace que un vino sea más natural que el que lo usa con moderación?. Me parece un termino enormemente pretencioso y mucho más viendo los resultados de dichos vinos. Conozco algunos excelentes, los menos. Muchos de estos vinos, los que no huelen directamente mal, están muy dominados por los aromas secundarios o fermentativos.

En una cata de vinos naturales a la que acudí hace un tiempo, quien la dirigía hizo una pequeña presentación diciendo lo siguiente: existen dos  tipos de vino, los naturales y los industriales. Bueno no creo que necesite comentarios.

La única cosa que no me gusta de los vinos naturales es precisamente el nombre “NATURALES”, da lugar a pensar que estos vinos son los únicos respetuosos con la variedad y el entorno. El concepto de natural aplicado al vino, es complejo y desde luego no viene dado por el uso o no del sulfuroso.

A un vino tenemos que pedirle como mínimo aromas limpios y sabores limpios, dentro de sus miles de matices. Como digo al principio hay grandes vinos elaborados sin sulfuroso, vinos interesantísimos y agradables, en general, más suaves y delicados y de menor graduación alcohólica.

Un vino NATURAL  en mi opinión es un vino que representa la originalidad de una zona y sus variedades.

En todo caso los vinos son vinos, existen para todos los gustos y todos son respetables. Creo que somos los consumidores los que tendríamos que apartarnos de dogmas y sectarismos y en definitiva ser”Naturales”.

 

Nota: Hace tiempo que no escribo y han sido muchos los mensajes que animaban a seguir, ha sido una cuestión de tiempo, más bien la falta de él. Muchas gracias, seguiremos encontrándonos En tierra de vino.

 

Iñaki G.R.