Vinos Vintage.

12105781_1639564336299323_8830916316378180977_n

Es difícil que algunas obras repitan. La inmediatez, la prisa, los intereses impiden creaciones que más que pensadas, eran soñadas por hombres que en muchas ocasiones jamas verían terminadas sus propias obras.

12049466_1640377829551307_5062594213560793605_n

Pienso en aquellos bodegueros que cuando tenían en sus manos uvas excepcionales, con capacidad para envejecer no lo dudaban y miraban al futuro.

Hoy estamos disfrutando de muchos de aquellos vinos, de esos Riojas y aquellos Riberas del Duero que algunos llaman clásicos, pero que en realidad son joyas excepcionales. Son únicos porque en aquellos años el tiempo no importaba, o mejor dicho si importaba, era el responsable de afinar los mejores vinos.

12143138_1642785942643829_5035135541351189097_n

 

Hoy en día en España, Crianza, Reserva y Gran Reserva es poco más que un nombre comercial que lleva implícita una serie de reglas que no garantizan nada. Es más fácil encontrarse vinos en buena forma de hace mas de 20 años que de hace 10, es el precio de las modas. Maduraciones tan altas que obligan a maquillar la acidez, tan importante para la correcta conservación del vino y que como diría Nicolas Joly, no supera la prueba del tiempo. ¿Dónde estarán esos grandes vinos capaces de envejecer?. Quizás en las pequeñas bodegas, donde menos lo esperemos, en aquellas zonas que han tenido una menor necesidad de atender las modas, quienes tuvieron producciones tan pequeñas como para no pensar en llegar a cada rincón del planeta.

Lo bueno de vivir un tiempo donde lo viejo no es reconocido por el gran publico, es que podemos comprar estos vinos excepcionales a precios de vino actual, solo es cuestión de tener paciencia y saber buscar. Si queremos vinos viejos, tenemos que tratar de comprarlos a las propias bodegas o en su defecto a distribuidores que los guarden en buenas condiciones de conservación, esta seria una de las claves del éxito en nuestra compra. El gusto por los vinos vintage nos es algo elitista, es la evolución normal de todo amante del vino, es la emoción de abrir una botella donde todo esta por descubrir.

Iñaki G.R.